Después de un día lleno de aventuras explorando el casco antiguo, descubriendo los encantadores callejones, y disfrutando de las delicias culinarias en una terraza frente al mar, llega la ocasión de regalarse un momento de tranquilidad junto a unas vistas espectaculares.

Si eres un apasionado del espectáculo que nos ofrecen los amaneceres y atardeceres, te animamos a que visites estas localizaciones y te permitas disfrutar de la belleza de la naturaleza en su estado más puro. No hay nada más enriquecedor que conectar con el entorno y dejarse sorprender por los colores del cielo y la tranquilidad del mar.

El Balcón del Mediterráneo  

El Balcón del Mediterráneo es sin duda uno de los rincones con más encanto de la ciudad alicantina. Localizado en el cerro Canfali, es un punto de encuentro con forma de pentágono que brinda unas vistas espectaculares sobre la bahía, la inmensidad del mar Mediterráneo y el skyline urbano. No es de extrañar que muchos le hayan otorgado el título a uno de los mejores miradores de España. 

Por esta misma razón, te recomendamos acercarte a este punto tan maravilloso de Benidorm y disfrutar de un momento mágico en buena compañía. Estamos seguros de que os llevaréis un buen recuerdo y podréis tomar fotografías espectaculares. 

La Travesía de la Serra Gelada 

La Serra Gelada, o sierra Helada, es uno de los parques naturales más visitados de la zona. Se encuentra en plena Costa Blanca, repartida entre los municipios de Benidorm y l’Alfàs del Pi, con una parte de la superficie protegida marítima en la bahía de Altea.

En la parte de Benidorm, es decir, en el extremo suroeste de la Serra Gelada, podemos hacer una ruta de senderismo fácil hasta los restos de una antigua torre vigía. Es una zona con acantilados y vistas espectaculares, donde podrás contemplar la belleza del mar Mediterráneo y la Isla de Benidorm. Las vistas en este parque son de otro mundo. ¡No os lo podéis perder! 

El mirador de la Cruz de Benidorm

Si buscas capturar las vistas más impresionantes de la ciudad, no hay mejor lugar que el mirador de la Cruz de Benidorm. Se encuentra a 217 metros de altitud, en lo alto del Parque Natural de Serra Gelada, y es uno de los lugares con más magia de Benidorm, desde donde se pueden apreciar unas estupendas vistas panorámicas de la ciudad, la costa y sus montañas. 

¡No lo dudes y emprende el ascenso a la cima para disfrutar de esta maravillosa experiencia!

Tossal de la Cala

Ubicado en un cerro de 100 metros de altura, el Tossal de La Cala es uno de los rincones más espectaculares de Benidorm, donde se puede disfrutar de un skyline a pie de playa, con la silueta de todos los edificios emblemáticos y las montañas de fondo. 

Si deseas contemplar un impresionante amanece o puesta de sol con la vista de los edificios de Benidorm bañados en tonalidades cálidas y doradas, el Tossal de la Cala es el lugar perfecto para ti. Este rincón te brinda una experiencia única y maravillosa, que no te puedes perder durante tu visita a esta hermosa ciudad.

El Skyline rooftop bar del Flamingo Oasis

Un último rincón es la magnífica terraza del Flamingo Oasis. ¿Qué mejor manera de cuidarte que relajándote con un delicioso cocktail mientras admiras el paisaje?

En 2022 varias áreas del hotel, incluyendo la terraza, fueron renovadas sin dejar perder esa esencia paradisíaca y salvaje que tanto lo caracteriza. ¡Te esperamos con los brazos abiertos para que te relajes y te dejes sorprender por la belleza de las vistas!